Filosofía

Menos respeto, por favor.

Artículo por
Diego Dreyfus


Estamos tan preocupados en ser “respetuosos” y “cordiales” que olvidamos cosas mucho más importantes.

Ni siquiera nos preguntamos o entendemos por qué carajos tenemos que hablarle de “usted” a alguien más, ¿acaso en verdad esa es la forma de demostrarle que “nos importa”, o que lo respetamos”?

Por qué no empezamos a dejar de lado esa forma artificial y de respeto simulado, de casi adoración (falsa, por supuesto) y reemplazarla por cosas más importantes; el amor por ejemplo.

¿Darte mi respeto?, ¿Neta eso es lo que quieres de mí?

Por qué no mejor te doy mi tiempo, mi compañía, mi admiración... ¿Eso está más chingón que el “mentado respeto” no?

Decir palabras "mamadoras" en las que ni siquiera creemos, para alimentar el ego de otra persona, ¿Neta te parece algo real, o le suma algo a tu vida?

“Señor gobernador”, “Oiga usted señor presidente”... ¡Qué mamadas!
Pienso que puedo demostrarte mucho más afecto y que me importas como persona hablándote a los ojos y por tu nombre, que diciéndote palabras y títulos huecos y de ficticia “cortesía”.

Nadie somos nuestros títulos, ni nuestra lana. Imagínate si perdemos esas cosas... ¿Que nos queda?, ¿Quién somos entonces?

Hace ya algún tiempo, grabé un podcast sobre este tema, se llama: "Admiro gente, no carteras".

Vivimos en una sociedad dormida

Ese es el problema. Vivimos en un 2018 donde las personas se ofenden de todo y por todo. Eso es síntoma de una sociedad vacía; perdida en lo banal.

En la que se le da mucha importancia a pendejadas  y de verdad, nos hace tanta falta entender quiénes somos, que por eso ponemos toda nuestra atención en “titulitos payasos” que sólo sirven para adornarnos.

Nos enfocamos tanto en “lo que se debe decir” y nos CHOCA lo “políticamente incorrecto”; las groserías y otros aspectos mucho más sinceros. Y de hecho, hice un video sobre eso:

Creo firmemente que alguien que está completo, le vale madre y se le resbala lo que haga y diga el de enfrente.

Sustituyamos el respeto por amor.

Empieza a dominar tu vida, en vez de que los de afuera la dominen con tonterías. Yo prefiero amarte que “respetarte”.

Y para mí, no hay nada mejor que pueda ofrecerte.


You Might Also Like

Relaciones

Amar

Read More
ÈXITO

¡La receta para el éxito no existe!

Read More
Relaciones

¡El amor no duele! Duele todo lo que confundimos con amor.

Read More